Regarding the pain of others

Comparar el dolor de otros es llevar ese dolor a un grado mínimo, algo así dice Susan Sontag en su libro *Regarding the pain of others*. Comparar lo que sentimos con lo que cualquier otro puede llegar a sentir en una situación que pensamos es similar, sería un error. Algunas veces hemos sentido que podemos ponernos en los zapatos de otras personas y sentir lo que esas personas han sentido, ¿qué tan cierto es esto? Me parece que queremos creer en imposibles cuando decimos que entendemos o que comprendemos las lágrimas de otros, el dolor, los sentimientos que se remueven cuando alguien nos cuenta una anécdota. Es imposible.

Escuchamos conversaciones sobre guerras, también hablamos de ellas. Hablamos sobre batallas, sobre conflictos que ocurren alrededor del mundo que nos afectan de una u otra forma. Comentamos sobre niños que vemos en la televisión o en el periódico, de gente que ha perdido todo lo que alguna vez tuvieron, apenas sobreviven, no sé por qué razón, pero sobreviven. En medio de bombardeos, en medio de una población en donde ya no existe la justicia y cada quien hace sus propias leyes como mejor le convenga. Algunos ya no tienen ganas, los niños no saben cómo funciona el mundo, han tenido que crecer en lugares en los que ver a personas con armas en las manos, ver explosiones a mitad de la noche, salir corriendo para encontrar un nuevo albergue, buscar comida o esperar ayuda de otros, eso ha sido su crecimiento. Hay otros que han nacido pensando que dormir en las calles es lo normal, que no saben de nada más, porque nunca en su vida alguien les ha dedicado un minuto de conversación.

Hay preguntas que no se terminan y siguen siendo las mismas. Mientras leía el libro de Sontag que mencioné anteriormente, pensaba en las guerras, en las fotografías que vemos de personas quizá muertas, quizá a punto de morir, pensaba en todo lo que ocurre alrededor del mundo y sí, estoy de acuerdo en que el sufrimiento se convierte en algo pasajero, se convierte, a veces, en algo que vemos y ya no reconocemos o, quizá, lo reconocemos pero ya no queremos reconocerlo como tal, y excusamos las cosas que suceden, diciendo que el hombre tiene la culpa de todo lo malo, y es así, pero por qué. ¿De dónde han surgido tantas ideas de esta clase? Sontag habla de los diferentes conflictos en los que los Estados Unidos ha intervenido. También dice algo muy interesante sobre la época de esclavos africanos en este país y lo citaré en inglés.

To have a museum chronicling the great crime that was African slavery in the United States of America would be to acknowledge that the evil was here. Americans prefer to picture the evil that was there, and from which the United States—a unique nation, one without any certifiably wicked leaders throughout its entire history—is exempt. That this country, like every other country, has its tragic past does not sit well with the founding, and still all-powerful, belief in American exceptionalism. The national consensus on American history as a history of progress is a new setting for distressing photographs—one that focuses our attention on wrongs, both here and elsewhere, for which America sees itself as the solution or cure.

Por qué me interesó éste preciso pasaje. Puedo relacionar dos culturas diferentes y dos situaciones distintas en él. La cultura Americana que también es una cultura con la que he crecido porque la adopté desde pequeña. Porque desde que era una niña, al igual que muchos de mis compañeros del colegio, nuestros padres —por hacernos un favor— nos inculcaron que aprender inglés era una ventana, una puerta a medio abrir que nosotros teníamos que encontrar la manera de abrir totalmente o al menos asomar la cabeza para ver algo del paisaje que se escondía detrás. Hemos crecido con la influencia de este país, escuchando sus noticias como si fueran nuestras, incluso adoptando sus costumbres y dejando —algunas veces— de lado las nuestras. No digo que lo que sucede en los Estados Unidos sea lo mismo que sucede en Guatemala, aunque de cierta forma, en ninguno de los dos lugares se acaba el racismo. En Guatemala el peor insulto para algunas personas es que alguien te llame indio.

Ahora existe, incluso, más influencia Americana. Las personas ya no encuentran qué trabajo puede darles el dinero que ellos necesitan para mantenerse y tener extra para todos los lujos y propagandas que nos llegan, la mayoría, de los Estados Unidos de América. Que no quieren inmigrantes, pero seguimos comprando todos sus productos, creándolos, haciendo que sus empresas se mantengan, manteniendo también una economía que no es nuestra. Parece que con las cosas que digo estoy en contra de ese país con el que muchas personas sueñan despiertas, y no es cierto. Yo misma siento a este país como uno de mis hogares. Lo único que digo es que hay tal confusión en la cabeza de todos, nadie se salva, porque ya no sabemos adónde ir o lo que se debe hacer, porque ya las personas que han emigrado a este país llegan a países como el mío en donde vale más un celular que una vida, en donde siguen habiendo distinciones tan marcadas y un problema de corrupción tan grande que el presidente puede dar como regalo carros de un millón de dólares con dinero del pueblo.

Nosotros no vivimos en guerra constante. Los de mi generación no conocemos de los peligros, del dolor que puede causar una guerra, un conflicto interno como  los que suceden en otros países actualmente. Hasta que no vivamos algo así, no podré decir lo que se siente, estando dentro o fuera del país, no podré decirlo, pero lo que puedo decir es que cada día nos hacemos menos vulnerables, nos tapamos un poco más los ojos, cuando caminamos por las calles y vemos a los mendigos, a personas de la tercera edad pidiendo limosna, a niños llorando porque a las cinco de la tarde todavía no han comido nada, y seguimos caminando, volteamos la cara o apretamos los labios, seguimos caminando.

Categorías:Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s